27/1/08

Que buena tarta de higos,...por dios santo!!!






Nunca saqué tantos higos de la planta como en lo que vá de enero, es increible...si tuviera tiempo sacaría todos los días y preciosos.
Me dá mucha ternura descolgarlos, me recuerda que esa planta que plantó mi abuelo, ahora es mía.
Cuando era chica, los sacábamos de la misma forma, con un aparto que él fabricó,...que constaba de un palo largo que tenía en una punta una pinza...ponele...con un alambre que llegaba hasta la otra, con una especie de freno de bici para apretar,... y de esta manera, bajar la mayor parte de higos que quedaba más arriba.
Concluído esto nos los comíamos debajo y pelando uno a uno semajante manjar,....calentitos, recién bajados,...no comas muchos que te vá a doler la panza...
Bergamotas y ciruelas, mandarinas y naranjas de ombligo,..
Los Higos son los que maduran en el mes de mi cumpleaños, asi que por esos días ya me son tan familiares.
Saqué más de la cuenta pensando en algún dulce posible,.... y porqué no intentar con alguna tarta, no sin antes escribir esto después de tantos días de huevo...

3 comentarios:

Mari dijo...

El dulce de higos es riquísimo. Estamos esperando juntar una cantidad (o sea, que mi papá deje de comérselos todos) para prepararlo.

Me acuerdo de la pinza atada a un palo, mi tío Abel había fabricado una, no sé si andará por acá todavía...

Me recordaste, con tu historia sobre la planta, a otra historia de árbol que me contó ayer mi madrina...

Besos... Te quiero mucho.

Luz dijo...

Que grande el Tío Abel,...besos Mari !!!!

Silvina dijo...

Despues del chocolate lo que mas me gusta en la vida es el dulce de higos, que manjar !!!!!! Como me gustaria tener una higuera.
Besos
Silvina